Yerba Buena busca potenciar la identidad cultural municipal

Patricio Carrasco encabeza la Dirección específica dentro del gabinete de Macchiarola. Los ejes institucionales a desarrollar y la importancia del diálogo. Continuidad en los programa en marcha

CASA DE LA CULTURA. La ampliación del espacio en calle Las Higueritas es un proyecto que anhelan concretar. CASA DE LA CULTURA. La ampliación del espacio en calle Las Higueritas es un proyecto que anhelan concretar.
25 Febrero 2024

La asunción de Pablo Macchiarola como intendente de Yerba Buena llevó a una reacomodación del gabinete municipal en varias áreas. Así, Fernando De la Orden dejó de comandar el área cultural para pasar a desempeñarse como Secretario de Gobierno.

Su reemplazo quedó dentro del mismo riñón que venía trabajando en el sector. Desde el año pasado, el director es Patricio Carrasco (foto de arriba), con la misión de reforzar las acciones que se venían desarrollando y de potenciar diálogos que consoliden la identidad del municipio de mayor crecimiento de la provincia, según le dijo a LA GACETA. “Es sano y constructivo debatir. Lo importante es no perder ese espacio de dialogo, todos los actores tenemos que participar desde el lugar que nos toca. Es importante acordar cuál es el límite que no se puede traspasar, y en lo personal ese límite es el derecho cultural, que es un derecho humano e internacional”, remarca.

- ¿Cuáles son los ejes institucionales que se fijaron como objetivos culturales?

- Con esta nueva gestión, y alineado al plan integral del municipios, pensamos que es importante fomentar y preservar la riqueza cultural de Yerba Buena, promoviendo la diversidad, el patrimonio y las economías creativas, a través de iniciativas innovadoras y acciones de cooperación cultural. Buscamos enriquecer y mejorar la calidad de vida de los vecinos, fortaleciendo el tejido social y promoviendo la inclusión a través de la cultura.

- ¿Cómo juega tu experiencia previa en el área?

- En los últimos ocho años se vino trabajando en el armado de un equipo que trabaje de forma articulada dentro la Dirección. Se crearon y sostuvieron en el tiempo proyectos que van desde festivales como Yerba Buena Enamora, para el Día de los Enamorados, y el de San José, ciclos como el Yerba Buena Coral, y acciones y actividades de formación como los talleres de la Casa de la Cultura y la orquesta escuela municipal, entre otros. En este tiempo podemos decir que se esculpió un mármol; ahora estamos en el momento de pulirlo, de trabajar de forma mas profunda y teniendo en cuenta los detalles. Se continuará en la misma línea, al mismo tiempo que se buscará crear nuevos proyectos que amplíen y diversifiquen las propuestas y disciplinas artísticas disponibles.

- ¿Cómo vas a desarrollar tu plan de gestión y cuales prioridades vas a tener?

- Creo que la mejor forma de llevar adelante el plan de gestión será trabajando de manera colaborativa y a través del diálogo con todos los sectores. Esto quiere decir, conformando un equipo solido hacia dentro de la Dirección e interactuando con diferentes áreas del municipio, con otros municipios y la provincia. Abrir el diálogo con los artistas, a los trabajadores de la cultura, al privado y al tercer sector. Las prioridades van a estar puestas en potenciar a los artistas locales y a los proyectos respaldándolos y promoviéndolos. También se centrará en el trabajo con el patrimonio y la identidad cultual buscando promover su difusión y accesibilidad. El trabajo en red será otra prioridad de la gestión, que nos permita diversificar las propuestas culturales disponibles. Uno de los ejes principales será el fortalecimiento del tejido social, entendiendo la cultura como un espacio de contención: así se potenciarán proyectos como el de la Orquesta Escuela Municipal, el acompañamiento con actividades en la Casa del Adulto Mayor y se sumaran otras actividades y talleres en diferentes barrios.

- Todo esto se dará en un año económicamente asfixiado...

- Estamos iniciando un año complicado en términos de disponibilidad de recursos en todos los niveles y el municipio no es ajeno a dicha situación. Sin embargo, nos propusimos sostener actividades que se vienen desarrollando todos los veranos, como el Cine Bajo las Estrellas, funciones de títeres en los barrios, las noches de cuentos y los talleres en la Casa de la Cultura y otros espacios (acrobacia aérea, teatro para niños y adolescentes, macramé, tango, cestería artesanal, entre otros), además de otras actividades que se desarrollan en conjuntos con otras direcciones y espacio de la Municipalidad como Turismo, Educación y el parque Percy Hill.

- ¿Qué te interesa en particular dentro del universo cultural?

- A lo largo de mi carrera, el interés dentro del universo cultural fue mutando. Si bien mis primeras experiencias fueron en relación con las artes escénicas, hoy busco tener una visión más amplia de la cultura, particularmente interesando en el último año y medio en dos perspectivas. La cultura como una herramienta de cooperación, que nos permite a las instituciones generar relaciones y lazos a diferentes niveles y con un mayor entendimiento mutuo, favoreciendo a la comunidad en su globalidad; y por otro lado, el impacto que está teniendo el desarrollo tecnológico, específicamente la inteligencia artificial, en la cultura. Por cuestiones de estudio, hoy me encuentro investigando el impacto de las IA en el patrimonio cultural a partir de un análisis de controversias y ética.

- ¿Por qué hay tan pocos salas y espacios en Yerba Buena?

- Hay múltiples razones, entre las que podemos hacer mención al origen de la ciudad. Además de ser una ciudad nueva, con un crecimiento exponencial que se dio en las últimas tres décadas, hace 20 años Yerba Buena, era una ciudad dormitorio. La mayoría de sus residentes dormían en la ciudad jardín, pero desarrollaban sus actividades en el centro de San Miguel de Tucumán. En los últimos años esto fue cambiando: la dinámica de la forma de vivir la ciudad cambió y esto también involucra la forma en la que se genera el consumo cultural. El problema del hoy sobre los espacios culturales, no era un problema del ayer. Otro eje fue la falta de políticas que fomenten la apertura de espacios desde los independientes y privados, teniendo en cuenta el alto valor de las propiedades en la ciudad, al tener buena rentabilidad en el sector comercial e inmobiliario. Un primer paso se dio durante la segunda gestión de Mariano Campero, cuando desde la Red de Espacio Culturales Independientes, y trabajando en conjunto con el Concejo Deliberante y la Dirección de Cultura, se impulsó el Registro de Espacios Culturales. Yerba Buena tiene muchos más espacios independientes de lo que la gente cree o el vecino en su generalidad conoce, tenemos que trabajar en su visibilidad y para eso es importante fomentar su correcta habilitación.

- ¿Se plantean la apertura de lugares artísticos o la recuperación del Cine Astral refaccionándolo?

- En reiteradas oportunidades se habló de la ampliación de la Casa de la Cultura, la creación de un museo de arte contemporáneo y también de un teatro. Existen incluso propuestas de proyectos ya diseñados por arquitectos y se llegó a buscar financiamiento en algunas oportunidades. Es justamente el financiamiento el que limita el avance de dichos proyectos, ya que son muy onerosos para ser afrontados únicamente por el municipio. Las posibilidades financieras también son limitantes al pensar en expropiaciones como la del Cine Astral o la Casa Saleme, que fueron planteadas en reiteradas oportunidades. Para que esto sea posible se necesitaría del acompañamiento de la Provincia y la Legislatura. No hay que dejar de destacar que el municipio viene trabajando hace mas de un año en la recuperación de un espacio en el barrio Nicolas Avellaneda II, el cual se refaccionó profundamente, mejorando las condiciones generales (pisos, techos, baños, seguridad) y ampliando las aulas para el dictado de talleres.

Yerba Buena busca potenciar la identidad cultural municipal

- ¿Cómo analizás el Consejo Provincial de Cultura, es un organismo útil?

- La Ley Provincial de Cultura y aquellas ampliaciones como la del Consejo Provincial, hace que la Provincia cuente, a mi criterio, con un exquisito instrumento legislativo en la materia. El Concejo es un instrumento útil siempre y cuando los actores involucrados lo sepamos utilizar e implementar. En los últimos años se viene haciendo un trabajo de reactivación que de a poco ganando mayor representatividad, pero no es un trabajo solo de la Provincia, sino que también depende de cómo nos involucramos y acompañamos los municipios y comunas rurales. En este sentido creo que la profesionalización que se viene dando en la gestión cultural y en las personas que ocupan los cargos pertinentes en el Estado, está permitiendo sacar mayor provecho de este instrumento. Falta mucho trabajo por llevar adelante, en el área de cultura en el interior de la provincia y el Consejo puede jugar un papel muy importante.

- ¿Se plantean una articulación intermunicipal?

- En los últimos años la Dirección vino trabajando dentro de redes que se involucran a municipios y provincias de todo el país. Tengo la idea de seguir profundizando en este eje, ya que las dificultadas que nos trae 2024 en materia presupuestaria tienen que ser sorteadas a partir de un trabajo interdisciplinario y sinérgico con el sector público, privado y el de las ONG. Trabajar y coordinar agendas y actividades con otros municipios y comunas, como así también con la provincia, es fundamental para que podamos acercar mayores propuestas a todos los vecinos de Tucumán, a la vez que dinamizamos los circuitos artísticos. Por ejemplo, ya se viene dialogando con Lules y con la comuna de San Javier, con los que integramos la misma zona dentro del Consejo Provincial, para llevar adelante actividad conjuntas y acercar propuestas al Ente Cultural.

Comentarios